Desde que estudio filosofía, me pregunto por qué los analíticos y amantes de la ciencia abrazan con absoluta parcialidad la experiencia pública basada en los “hechos” en detrimento del ámbito privado de la experiencia, que yo identifico con la razón.

No existe ninguna división sujeto mundo. Si mi sujeto es mi cerebro y lo saco de la cabeza, por poner un ejemplo absurdo, ya no sería yo, sino que sería parte del mundo. Esto es como intentar dar un puñetazo a nuestro puño. En fin, que algunos hablan de errores categoriales, pero no se aplican el cuento a sí mismos.

La realidad es que la experiencia es un TODO, que engloba tanto lo privado como lo público. Y La Verdad, ese principio escurridizo, no estaría al margen de dicha realidad. Dicho lo cual desde mañana deberíamos cerrar todas las escuelas y facultades de filosofía, por pura honradez intelectual.

Pero nos gusta analizar y estancarnos, enfrentándonos en bandos, bajo la polvareda levantada por el agitar extremo de cualquier dualidad heurística. Yo-Mundo, racionalismo vs empirismo, etc…

Kant en ese sentido, no fue un genio, sino que su mayor contribución a la Teoría del Conocimiento consistió en poner un poco de sentido común, frente a la división forzada del debate que alimentaba a unos y a otros. Madre mía, en ocasiones me pregunto quién ha articulado la Historia del pensamiento, o la Historia de filosofía. Es como contar batallitas dialécticas o ver la evolución de una misma idea manoseada siglo tras siglo hasta llegar a ninguna parte. Cuando en realidad no se trata de hacer un nudo, sino de desanudar, hasta hallar el hilo común con el que se tejen las ideas. Pero el embrollo filosófico continua y continuará mientras haya un solo idiota que asimile la tradición como la única fuente de conocimiento válido, abdicando de las posibles novedades que puedan ofrecer los jóvenes en aras de nuevas metas, que nos lleven a encarar los problemas del futuro, que por su naturaleza son otros, igual de válidos que los de antaño, muchos de los cuales fueron devaluados o superados en parte por la aplicación del método científico.

58 Vistas