Realidad Virtual Colectiva

Realidad Virtual Colectiva

El guion se introduce en la máquina. En nuestro caso, lo que tienen que decir los hablantes de forma privada y pública durante la escena programada. En este contexto el espacio no existe, o más bien si, si lo interpretamos como el resultado de la capacidad de secuenciación de dicha máquina. A mayor índice de datos y referencias cruzadas, o complejidad de las relaciones algebraicas, más complicada se hace la interpretación de las instrucciones por nuestra máquina virtual, lo que provoca un retardo o retraso que se traduce en un determinado lapso conocido como tiempo.
Los hablantes pueden “ver” parte del guion secuenciado que se descarga o vuelca en sus mentes. Solo que estos datos están encriptados, es lo que identificamos con los sueños. Las instrucciones siguen las cinco vías sensitivas y una sexta cognitiva. El sincronismo de las mentes de los hablantes lo realiza la máquina en paralelo y en tiempo real. En realidad son cinco cables, uno para cada vía sensitiva, y un tubo especial para la eyección de la proyección cognitiva. El feedback es esencial, una correcta respuesta, en el momento adecuado asegura una renderización de los contenidos volcados en la máquina de Realidad Virtual Colectiva.
Ahora bien, existen algunos sujetos o mentes disidentes, que practican el jailbreak, es decir rechazan el guion prestablecido al reconocerlo como algo extraño. A estos tipos ajenos al devenir del tiempo de proceso, se les denomina vulgarmente, como locos, pues son capaces de crear un orden propio que la máquina virtual colectiva no es capaz de procesar. Esto genera desordenes en la información secuenciada por los cables sensitivos y el cognitivo, algo que el guion establece como delirio o alucinación. A pesar de todo esto es un error en la muestra de datos de un porcentaje bajo, con lo que realmente se suele corregir en sucesivos parches, en el guion para intentar reducir al máximo este tipo de anomalías. De hecho según las leyes de la creación, a estos enajenados se les debe las mutaciones en la transcripción clave de información. En realidad la máquina se ve superada por estos sujetos, que rompen el orden predefinido en los algoritmos de reducción a la normalidad sindicados por la fundación del ecosistema.