Biología IKEA

El conjunto de especies biológicas de La Tierra es como el catálogo de IKEA. Cada especie, tiene sus partes y sus instrucciones de montaje o ADN IKEA. Existen familias de objetos, que es posible clasificar. Todo el mobiliario, se distingue de los artículos de decoración, de la iluminación… De igual forma hay especies, como las sillas, las mesas, los armarios, etc.

Observando las diferencias en una perspectiva temporal. Unos científicos, han establecido que el mecanismo de la biodiversidad presente en el IKEA, es debido a la selección natural. Más concretamente a los cambios o variaciones en las instrucciones de montaje, entre los mismos individuos de una especie. Esta es la base para hablar de evolución.

En términos naturalistas, las mesas se arman según las instrucciones y punto. Solo algunos filósofos y científicos, se atreven a levantar la voz para señalar que existe un diseño, de dichas instrucciones, que guarda relación con la usabilidad del objeto en sí.

De hecho un tío llamado Aristóteles, unos siglos atrás, había formulado su teoría de las cuatro causas. En ella, sostenía que una mesa, se componía de cuatro causas. La material, esto es, la madera. La formal o las instrucciones de montaje. La eficiente que es el carpintero, y la final, que es digamos, el propósito general para lo que se usa una mesa.

Pero tanto la eficiente, como la final, fueron desechadas. Ya que contemplaban un enfoque teleológico. Algo que implicaba asumir que hay una parte incontrolada en nuestro destino, o que dicha parte puede estar en manos de otras inteligencias. Algo sin duda, inquietante y perturbador.

Desde entonces, la ciencia mira para otro lado. Afortunadamente, podemos estar tranquilos, ya que el azar, la materia y el tiempo, nos permiten fundamentar el autoengaño, tal vez, para regocijo de esas inteligencias.

mayo 5, 2017

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *